El beso en la primera cita: consejos y recomendaciones

¿Es fácil e interesante conseguir un beso en la primera cita? ¿O conviene esperar un poco más?

Cada persona es un mundo:

Algunas personas no tienen ningún problema en dar un beso si ha habido complicidad, conexión. Sin embargo, otras deciden esperar, aunque la otra persona les haya parecido irresistible.

El beso en la primera cita

Por si acaso, estos consejos te van a resultar muy prácticos para conseguir ese primer beso, si os te apetece, claro.

Consejos para conseguir un beso en la primera cita

El principal problema de una primera cita son los nervios. Cualquier detalle puede ayudarte a conseguir este objetivo, pero el más mínimo fallo podría alejarte de él.

En las siguientes citas, como estaremos más relajados y no habrá tantos nervios, conseguir el beso será más sencillo.

Hay algunas cosas que debes de evitar para preparar el terreno:

  • Cuidado con el mal aliento: Si tu mal aliento es detectable a distancia, por mucho que le gustes a la otra persona, no te va a querer besar. Y si, raramente, consigues el beso, no va a querer repetir. Existen muchas fórmulas para eliminar el mal aliento. Tirando de clásico, con un caramelo de menta podría ser más que suficiente.
  • Se tu mismo/a: La mejor manera de conseguir el beso es siendo nosotros mismos. No deberías exagerar la situación, ni forzarla de ninguna manera. Viste de manera cómoda, ten una actitud relajada, y habla tranquilamente. El resto vendrá sin más.
  • No te distraigas: Estás en la cita y no en ninguna otra parte. Olvídate de estar consultando el reloj de manera compulsiva, de mirar el teléfono móvil sin parar o más o de perderte observando el horizonte. Esta actitud denota falta de interés, y reducirá mucho tus posibilidades de conseguir el preciado beso.
  • No le aburras contándole tu vida: Si, él o ella quiere saber muchas cosas sobre ti, pero no quiere conocer todo sobre tu vida desde el primer momento. Escucha lo que te tiene que decir e interactúa en la conversación. Ten presente las señales que la otra persona te envía, incluso hasta de manera inconsciente: pueden ser la clave que te indiquen si estás o no en el buen camino para conseguir el beso.

¿Pero la primera cita es el mejor momento para un beso?

Esta pregunta tan sólo la puedes contestar tú.

En las relaciones sentimentales no hay ninguna regla establecida: siempre y cuando las dos personas estén cómodas, no habrá límites.

Estas son algunas de las señales que te pueden indicar si la cita puede terminar con beso:

Es un buen momento si…

  • No ha habido ningún tipo de tensión o conversación incómoda.
  • Has recibido señales indican que existe atracción entre vosotros.
  • Os miráis impulsivamente los labios.
  • Habéis quedado en vernos una segunda vez.
  • Os habéis reído mucho.

Es un mal momento si…

  • Ha habido falta de interés por tu parte o por la de él/ella.
  • Si la otra persona es tímida/introvertida.
  • Si no te ha mandado ninguna señal.
  • Si ha pasado algo que os haya hecho estar incómodos.

La regla del 20/80

El principal problema de intentar conseguir un beso en la primera cita es acercarnos y ser rechazados de alguna manera. Esto puede hacer que la otra persona pierda el interés para siempre, pero también puede ser que no fuera la persona idónea.

Si sueles conocer gente por Internet, en Buscandocita tenemos algunas recomendaciones para que sepas dónde acudir y así no pierdas el tiempo con gente que no es afín a ti.

Pero claro, si no nos atrevemos, nunca sabremos qué va a pasar.

Para solucionar este claro dilema que atormenta a la humanidad desde el principio de los tiempos, podemos utilizar la regla del 20/80.

Consiste en lo siguiente:

Tenemos que acercarnos un 20% a los labios de la otra persona, de manera suficiente que ésta pueda recibir la señal. Si la recibe, se acercará el otro 80% resultante para que así se produzca el beso.

Aun así, para asegurar la efectividad de esta regla, hay que tener en cuenta una serie de factores:

  • Soledad: Elige un momento íntimo en el que podáis estar a solas.
  • Busca una excusa para acercaros: Puede ser, por ejemplo, haceros un selfie. Si la otra persona no se incómoda, es un buen indicativo que reduce la posibilidad de rechazo.
  • Mira sus labios: Observa sus labios y estudia su reacción. Si es positiva, incluso si sonríe, es señal de que tienes vía libre.
  • Compórtate: Es el primer beso. Si lo haces bien, puede ser el primero de muchos. No dejes que se desate tu pasión, ya habrá tiempo para ello.
  • Tiempo del beso: El beso debe ser más bien corto. Dependiendo de la forma de comportarse de la otra persona, puede durar más o menos.

¿Cómo preparar el terreno para conseguir un beso en la primera cita?

Además de los consejos anteriores, estos también te pueden resultar muy interesantes:

Vestuario

Todo cuenta en la cita, y tu vestuario puede marcar la diferencia. Vístete de forma acorde a la situación, aunque lo mejor es no ir ni demasiado arreglado, ni demasiado informal.

No elijas colores discordantes: los tonos neutros son las mejores opciones.

Actitud

La actitud también puede marcar la diferencia. Muéstrate seguro de ti mismo, con la autoestima alta y no dudes.

Ten una actitud positiva sobre la vida y evita aburrirle hablando sobre las desdichas de tu rutina diaria.

Perfume

Elegir un buen perfume puede ser el componente clave que le atraiga y haga que no pueda alejarse de ti.

Dedica el tiempo suficiente a encontrar un perfume que realmente case con tu estilo.

Además, evita…

  • El mal aliento.
  • Hacer demasiadas preguntas, convirtiendo la cita en un interrogatorio.
  • Tocar temas incómodos que hagan que pierda la atención por ti.

Si tienes en cuenta todos estos consejos, el beso en la primera cita estará casi garantizado.

Sigue leyendo...

5 comentarios en “El beso en la primera cita: consejos y recomendaciones”

Responder a yuraima Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *