• Inicio
  • Consejos
  • ¿De qué hablar en una segunda cita? Los 12 mejores temas de conversación

¿De qué hablar en una segunda cita? Los 12 mejores temas de conversación

javier marin
De qué hablar en una segunda cita

Superada ya tu primera cita con el chico o chica que tanto te gusta, estás más tranquilo. Fue en un lugar agradable, el feeling entre ambos surgió y os quedasteis con ganas de más.

Aunque aun está por llegar el escenario ideal; y es que en poco tiempo uno de los dos le pida al otro volver a quedar.

Cuando dos personas quedan por segunda vez es porque se gustan y empiezan a sentarse las bases de una posible relación de pareja. Es por eso que la conversación en la segunda cita toma un papel más que determinante.

Al contrario de la primera cita, donde los temas de conversación pueden ser a veces superficiales, en la segunda se suele hablarse de temas más sustanciosos.

Pero si pensar en profundizar más en ambos te agobia y no sabes por qué pregunta empezar ni qué temas de conversación abordar, hemos preparado una propuesta con los mejores temas para hablar en la segunda cita.

Toma nota y te asegurarás de que acabe siendo tan exitosa o más que la primera.

12 ideas de temas para hablar en una segunda cita

1. Recupera algún tema de la primera cita

Recupera algún tema de la primera cita

Probablemente durante la primera cita tu acompañante te contó algo que le interesa o le preocupa. Quizá algo relacionado con el trabajo o con un proyecto de futuro.

Intenta recordar esa conversación y pregúntale cómo evoluciona en la segunda cita. Es una manera excelente de decirle que le prestaste atención en su momento y que estás interesado en lo que ocurre en su vida.

Si, al contrario, fuiste tú quien mencionó en la primera cita algo importante que está ocurriendo en tu vida, no tengas miedo de recuperar el tema.

La idea no es que monopolices la conversación hablando de ti y de tu vida sino que te sirva para enlazar una cita con la otra y romper el hielo.

2. Pregúntale qué está viendo en Netflix

Puede que te resulte chocante al principio, pero en las citas del siglo XXI donde el correo electrónico ya ha pasado de moda, plataformas como Netflix se han convertido en uno de los recursos más usados para abrir temas de conversación.

Puedes enlazar el tema preguntándole cuál es su peli favorita, si está viendo alguna serie o incluso cuál era aquella que veía de pequeño.

Para aquellos millenials, quizá, hablar de Aquí No Hay Quién Viva o de Un Paso Adelante os permita recordar cómo érais de niños y echaros unas risas.

Consejo: también puedes aprovechar para pedirle que te recomiende una serie, algo que fomentará un ambiente de confianza entre los dos.

Este tema te permitirá saber si es más de pelis o de series y qué serie no puede dejar de ver ahora mismo. Aunque no te lo parezca, gracias a este tipo de cosas se puede conocer mucho sobre qué le puede gustar a la otra persona además de indagar más en su personalidad.

Y, por supuesto, ver si sus gustos encajan con los tuyos.

Pregúntale qué está viendo en Netflix

3. Interésate por su música favorita

La música es otro tema perfecto para empezar a hablar, incluso si todavía no tenéis mucha confianza entre los dos.

Puedes empezar preguntándole por su grupo o cantante favorito, el estilo musical que le gusta o qué canción le pone la piel de gallina.

Si la persona es muy melómana, también puedes dirigir la conversación a saber si toca algún instrumento o si le gustaría aprener a tocar alguno.

4. Comentad la actualidad

En los tiempos tan cambiantes que vivimos, hablar sobre la actualidad del momento es una buena manera de comentar las noticias y saber qué piensa la otra persona sobre los temas de tendencia.

Esto te permite analizar si sois compatibles, si tenéis ideas afines y también para saber más sobre su visión del mundo.

Eso sí, evita hablar de política, fútbol o religión, pues son temas que pueden hacer que choquéis si no coincidís en algo y terminar arruinando una cita que podría haber sido perfecta.

Comentad la actualidad

5. Hablad sobre los amigos

Como ya sabes, la segunda cita es la mejor oportunidad para profundizar en temas menos banales que en la primera.

Por eso, es ideal preguntarle sobre los aspectos más importantes de su vida y ver si sus valores encajan con los tuyos.

Hablar sobre sus amigos y la relación que tiene con ellos es una gran manera de conocer a alguien, que permite descubrir el tipo de amistades que le gusta tener así como de las personas que se rodea.

Puedes preguntarle qué valora de la amistad, si considera que sus amigos son su familia o si tiene un mejor amigo.

Otra pregunta divertida es de qué famoso le gustaría ser amigo. Es una forma genial de hablar sobre algo divertido y averiguar qué tipo de persona valora y le gustaría tener a su lado.

6. Pregúntale si le gustan los animales

Preguntarle si le gustan los animales, sin importar si tiene mascota o no, te permitirá saber sus sentimientos hacia ellos.

Además, en el caso de que ambos tengáis una mascota es una buena manera de hablar de ellos e incluso de enseñaros fotos y vídeos de vuestros pequeños amigos.

Pregúntale si le gustan los animales

7. Interésate por su familia

Si bien en la primera cita es pronto para hablar sobre la familia, la segunda cita es el momento ideal para sacar el tema; os dará la oportunidad de profundizar más el uno sobre el otro.

Puedes preguntarle si tiene hermanos, cómo es la relación con sus padres, si los ve a menudo o si le gustan los ambientes familiares.

Saber más sobre su familia y su relación con ella te permitirá conocer mejor a esa chica o chico que te gusta.

Si en la primera cita ya os lanzasteis a hablar de la familia, pregúntale por esos miembros de los que te habló la primera vez. De nuevo, será una muestra de que le prestaste interés y le estabas escuchando.

8. Pregúntale por su infancia

Directamente relacionado con la familia, puedes enlazar la conversación a hablar sobre su infancia.

No subestimes este tema de conversación, pues a través de la infancia de una persona puedes conocer muchos aspectos de su personalidad y analizar cómo ha cambiado su vida con el paso de los años.

Además, este tema también puede generar unas risas recordando esos niños o adolescentes que fuistes o las modas pasadas y dar también pie a nuevos temas de conversación.

9. Pídele que te cuente una anécdota divertida

Pídele que te cuente una anécdota divertida

Las anécdotas del día a día pueden ser una gran fuente de risas y conversaciones divertidas. Este tema es ideal para crear entre ambos un ambiente relajado y de buen rollo.

Puedes preguntarle por la anécdota más divertida que le haya pasado o la más rara. También por situaciones divertidas que haya vivido con sus amigos o familiares.

10. Pregúntale por el trabajo de sus sueños

Aunque la otra persona pueda ya trabajar en algo que le guste, muchas veces las personas tenemos un trabajo con el que siempre hemos soñado.

Es posible que esté ahorrando para montar un negocio propio, que esté estudiando para optar a una posición mejor o que tenga pensado trabajar durante un tiempo en otro país.

Las respuestas pueden ser múltiples y sorprendentes, además de que te permitirán saber más sobre la ambición y aspiraciones de la otra persona.

11. Hablad sobre vuestra idea de la felicidad

La felicidad es un tema que puede dar mucho juego, además de dar pie a otros temas de conversación también muy interesantes.

Pregúntale por su idea de la felicidad, si alguien puede llegar a ser plenamente feliz, si se considera una persona feliz o qué cree que necesita una persona para ser feliz.

Os ayudará a empezar a entablar confianza entre ambos y crear un ambiente de mayor intimidad.

Hablad sobre vuestra idea de la felicidad

12. Dile si tiene manías o fobias

Todos tenemos alguna manía que nos define como humanos y nos hace ser como somos.

Hablar sobre ellas durante una segunda cita es una manera excelente de no mostrarnos como personas perfectas y que la otra persona vea que también eres de carne y hueso.

Del mismo modo, hablar de las fobias os servirá para entrar en temas más personales y abordar los miedos que pueda tener la otra persona.

Consejos sobre cómo hablar en una segunda cita

Ahora que ya tienes 12 temas de conversación para continuar tu conquista, es importante que también conozcas algunos trucos sobre cómo actuar durante vuestras conversaciones para evitar causar una mala impresión.

Lo último que queremos es que esta segunda cita sea la última, ¿verdad?

Interésate en lo que te cuenta

Sobre todo es importante que no hagas preguntas para llenar espacios de vacío. Ten en cuenta que los temas de conversación que abras tienen un único objetivo: conocer más a la otra persona.

Así que asegúrate de prestar atención a las respuestas que de a tus preguntas. Ser buen oyente es tan o más interesante que ser buen hablador.

Consejos sobre cómo hablar en una segunda cita

Sé tú mismo/a

Muchas veces, con la errónea idea de impresionar a la otra persona, cometemos el error de intentar ser quienes no somos. Evita el postureo e intentar ser quien no eres.

Demostrar algo que no eres al otro puede resultarle frustrante y, te aseguro, que no es lo que espera de ti ni mucho menos lo que le gustará de ti.

Consejo: Relájate y sé tu mismo/a. Estáis teniendo una segunda cita, lo que significa que le has gustado y tiene interés en conocerte mejor. Así que no te preocupes, ya has conseguido lo más difícil: su atención.

Muéstrate tal y como eres y dale la oportunidad que conozca tu verdadero “yo”.

Evita confesar de más

Si bien esta segunda cita es un encuentro en el que os empezaréis a conocer mejor y confesaréis alguna cosa sobre vuestra vida, familia o amigos, tampoco hace falta que le cuentes todo lo que te ha pasado.

Aun os estáis conociendo y determinados temas pueden resultar incómodos para la otra persona, como por ejemplo hablar de ex parejas, de dramas familiares o de asuntos muy personales.

Así que ya sabes; sé tú mismo/a pero intenta ir poco a poco.

Evita confesar de más

No hables solo de ti o de tus problemas

Ante todo recuerda que estás en una cita con intenciones amorosas, no en la consulta del psicólogo.

Si solo le cuentas a tu acompañante tus problemas y te pasas la cita quejándote de lo mal que te trata la vida, lo único que conseguirás es que no quiera volver a verte.

No te digo que no le cuentes un problema que estés pasando en este momento, pero intenta que sea de una manera equilibrada y quitándole hierro al asunto; no quieras dar la imagen de ser una persona negativa.

Del mismo modo, evita hablar solo de ti y de tus cosas. Has venido a conocer a la otra persona, deja que ella también te cuentes cosas sobre su vida.

Si ves que le cuesta expresarse o no arranca la conversación, puede que sea tímida. Te recomendamos en ese caso echar un vistazo a nuestro artículo sobre cómo conquistar a una mujer introvertida.

Pero sobre todo, ten presente que has venido a pasarlo bien y a divertirte con la otra persona. ¡Aprovéchalo!

Evita hablar de dinero o de enfermedades

Si ves que la cita está derivando en que la otra persona te cuente sus problemas económicos o enfermedades, tranquilo, no desesperes.

Actúa normal e intenta derivar la conversación hacia otra lado naturalidad.

Evita hablar de dinero o de enfermedades

Intenta no hablar solo de temas superficiales

Si bien Netflix y sus series son un tema genial para romper el hielo, procura no pasaros toda la cita hablando sobre El Juego del Calamar.

Como ya hemos visto, la segunda cita es una oportunidad excelente para conoceros más, dejaros llevar y que la conversación fluya entre ambos, especialmente hacia temas más profundos e interesantes.

Hablar solo de temas banales puede llevar a que la otra persona piense que eres superficial o bien que no tienes el suficiente interés como para contarle más cosas de tu vida.

No mientas

No le digas que vas a hacer algo que no harás así como tampoco te inventes cosas de tu vida que no son verdad, sobre todo si tus intenciones con esa persona son evolucionar hacia una relación seria.

En caso de que lleguéis a ser pareja, descubrirá la mentida tarde o temprano y se podrá sentir traicionado por ello.

Es por eso que mentir para dar falsas esperanzas o inflar la realidad, no sirve para nada. Porque tarde o temprano la otra persona se dará cuenta.

Cuida tu lenguaje corporal

Cuida tu lenguaje corporal

Aunque no lo creas, la actitud, la postura y los gestos cuando estamos hablando con los demás dicen mucho más de nosotros mismos de lo que creemos.

Especialmente, si estás nervioso, inseguro o aburrido ten por seguro que la otra persona es probable que lo capte a través del lenguaje de tu cuerpo.

Sé natural y compórtate como tú eres. Si la conversación no te interesa o notas que empieza a aburrirte, cambiala de manera amable preguntándole otra cosa a la otra persona.

Olvídate del móvil

Estar pendiente del móvil mientras alguien a quien estás conociendo te está contando cosas sobre él mismo no te ayudará a causar la mejor de las impresiones.

Aunque solo sea por esas horas, apaga el móvil o ponlo en silencio y asegúrate de que no te pilla mirándolo a la mínima de cambio. Lo percibirá como una muestra de interés por tu parte.

Sé amable

Puede que, aunque la primera cita hubiera ido bien, en esta segunda te des cuenta que la otra persona no cumple tus expectativas o no es lo que esperabas.

Es normal, a veces pasa. Aún así, intenta no perder la cordialidad ni le sueltes a la brava que no quieres volver a verla.

Sé amable

Aguanta un tiempo prudencial y escucha lo que te cuenta. A la hora de despediros, mantén la amabilidad hasta que llegue el momento de seguir cada uno por su lado.

Si estáis en un restaurante o en algún lugar similar, extiende la amabilidad también hacia el personal y hablales con respeto.

A nadie le gusta estar con un borde estirado que no respeta el trabajo de los demás. Recuerda que son personas que están en su puesto de trabajo, no tu personal de servicio.

Acerca del autor

Con más de 8 años de experiencia y habiendo probado toda clase de portales, Javier analiza y profudiza en las diferentes páginas para que evites errores y engaños; dándote trucos y consejos para que tengas éxito desde el minuto cero.

Sigue leyendo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *